domingo 19/9/21

Piden respeto para la foca Doqui, de vacaciones en playas de las Rías Baixas

La Policía Local, Protección Civil y los socorristas municipales de Vigo tuvieron que intervenir el pasado sábado en la playa de Canido para evitar que los bañistas molestasen a la foca Doqui, para la cual la ONG CEMMA (Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos) ha pedido este lunes respeto.

foca-doqui

La Policía Local, Protección Civil y los socorristas municipales de Vigo tuvieron que intervenir el pasado sábado en la playa de Canido para evitar que los bañistas molestasen a la foca Doqui, para la cual la ONG CEMMA (Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos) ha pedido este lunes respeto.

Doqui es una foca salvaje de unos 80 kilos de peso que según la ONG lleva ya un año y medio por las rías gallegas.

Si el año pasado fue avistada en las Rías Altas, este verano ha optado por disfrutar del verano más al sur, tal vez sin prever que las playas están registrando muy notables cantidades de bañistas, los cuales, azuzados por la curiosidad, se acercaron a ella y algunos trataron de devolverla al agua cuando estaba descansando sobre las rocas.

“No dudamos de su buena intención, pero es totalmente innecesario; no es un pez, no es un delfín. Puede bajar a la playa o a las rocas a descansar tranquilamente”, advierte ese lunes en un comunicado la ONG, la cual añade que este mamífero no necesita que le echen agua, le griten o le den palmas, tan sólo que lo dejen en paz.

La foca, según una persona que la vio llegar, se acercó a la playa, por cuya orilla estuvo nadando antes de que se congregasen los bañistas a su alrededor, obligando finalmente a la Policía a crear un perímetro para evitar que la gente la acosase y pudiese descansar.

Con todo, según CEMMA, el cetáceo acabó a 300 metros de allí, durmiendo únicamente dos horas.

“Respetadla, mantened la distancia y disfrutad de la suerte que es verla”, aconseja la ONG, que pide a quienes la encuentren que no revelen su ubicación para evitar episodios como los vividos el sábado.

Comentarios