domingo. 27.11.2022

El pleno de O Porriño revisará facturas anómalas por valor de 3,5 millones

Unos 3,5 millones en facturas cargadas irregularmente por al menos 11 empresas en los ejercicios 2017, 2018 y 2019 al Ayuntamiento de O Porriño, con la presunta anuencia del anterior gobierno, llegarán próximamente al pleno municipal.

 
concello-porrino
Unos 3,5 millones en facturas cargadas irregularmente por al menos 11 empresas en los ejercicios 2017, 2018 y 2019 al Ayuntamiento de O Porriño, con la presunta anuencia del anterior gobierno, llegarán próximamente al pleno municipal.

“Estoy muy contento porque llevaba muchos años con esto, aunque apenado porque es algo que es triste que suceda en una administración, pero está claro que no pueden tenerse 5,6 millones de euros en facturas de los años 2017, 2018, 2019 y dejarlas en un cajón”, ha dicho a Efe el alcalde de O Porriño, Alejandro Lorenzo.

De esos 5,6 millones en facturas susceptibles de ser revisadas han sido ya analizados por intervención del Ayuntamiento 3,5 millones y, según el alcalde, “ahí existen facturas que fueron pagadas, que siguen hoy día en contabilidad y que se conformaron para pagar otra vez, que es lo que no puede existir en ninguna administración pero que existe en el Concello de O Porriño”.

Lorenzo habla de facturas duplicadas de “entre 11 y 13 empresas que se registraban en el Ayuntamiento de O Porriño, se rechazaban por la ausencia de contrato en el anterior gobierno, se pagaban pero después se volvían a registrar otra vez y están en la contabilidad municipal”.

También de diferentes empresas con un mismo administrador que llegaron a facturar hasta 1,5 millones de euros al Ayuntamiento sin ningún tipo de contrato y sin que sea posible determinar si los suministros o servicios que prestaron se adecuaban a precio de mercado.

“Los informes técnicos municipales indican que es imposible porque son sin contrato ninguno no se puede demostrar su precio de mercado, y también es imposible demostrar su veracidad; es gravísimo”, añade el alcalde.

La buena noticia, explica Lorenzo, es que el proceso que ahora se abre “conllevará que de una vez por todas que el Ayuntamiento de O Porriño filtre sus facturas y quede el saldo a cero, cuando sea el momento, para poder tener un periodo medio de pago como corresponde a una administración, que son 30 días”.

Pero para que eso suceda antes el pleno tiene que rechazar a las empresas que emitieron esas facturas, de modo que el Ayuntamiento las pueda devolver y sacarlas así de la contabilidad municipal.

Lamenta el alcalde que entre esos 5,6 millones que debe el Ayuntamiento haya “muchísimas” facturas de pequeños proveedores, “que siempre se integraban en el medio, y lo que no puedes es escoger pagar a este o a aquella, hay que ir resolviendo”.

Por ello, lo que se va a resolver ahora son las facturas de mayor cuantía y de empresas que de manera recurrente estuvieron facturando al Ayuntamiento, pero “las de los pequeños proveedores será el siguiente lote que hay que intentar solucionar para que cobren de una vez por todas, porque hablamos de facturas de 2017, 2018 y 2019”.

El pleno de O Porriño revisará facturas anómalas por valor de 3,5 millones
Comentarios