martes. 23.04.2024

Cangas continúa inmerso en los actos de celebración de la Semana Santa. Después de las concurridas procesiones del pasado viernes, en el que se celebró la festividad de la Virgen de los Dolores, y del Domingo de Ramos. Entre aclamaciones a la “Jesús en la borriquilla”, en las inmediaciones de los jardines de Félix Soage, se congregaron gran número de niños que, acompañados de sus familiares, recibieron la bendición de las palmas y ramos de olivo o laurel cargados de caramelos, gallegas y otras muchas chucherías.

En el día de ayer, bajo la atenta mirada de los miembros de la Hermandad de la Virgen de los Dolores y Soledad, procesionó con las calles de esta villa marinera la imagen de la Soledad de María, entre un gran número de fieles y asistentes.

Tras la suspensión de los actos públicos durante tres años para evitar posibles contagios entre asistentes y portadores, los cofrades de la Misericordia y del Gremio de Mareantes trabajan sin descanso para que hoy, si las inclemencias meteorológicas no lo impiden, procesionen por el centro urbano de Cangas el espectacular paso de la “Ultima Cena del Señor”, obra del escultor Ignacio Cerviño Quinteiro, autor del conocido cruceiro de Hío. Junto con él también realizarán estación de penitencia la Virgen de los Dolores, en anda de gala, bajo palio, portada por veintiocho hombres y mujeres de la localidad.

Además, junto a las referidas, saldrán por su recorrido habitual “Jesús de la Salud en su Flagelación”, el “Cristo del Perdón” y la “Oración de Jesús en el huerto de los olivos”. Sobrevuela sobre los cangueses el interrogante sobre si éste último paso, denominado coloquial como “os dormiñóns” podrá salir ser procesión puesto que, según indican diversas fuentes consultadas, se encuentra inmerso en un proceso de verificación de su estado de conservación.

Desde que el pasado 13 de marzo se trasladó a la Virgen de los Dolores la villa canguesa está en plena efervescencia para celebrar la pascua. Pero, sin lugar a dudas, es mañana Viernes Santo cuando se produce una eclosión del fervor religioso de los habitantes del Morrazo. Desde las siete de la mañana, hasta las doce de la noche confluirán por sus calles las estaciones de penitencia de “Las tres negaciones de san Pedro”, “El Santo Encuentro”, “El Santo Entierro” y la del Silencio. Todo ello sin olvidar el oficio de la Pasión del Señor, con el sermón de las Siete Palabras y el Desenclavo con el Descendimiento de Jesús de la Cruz.

Los cofrades, penitentes y nazarenos que realizan estación de penitencia, un gran número de fieles iluminan con sus cirios las imágenes que procesionan por Cangas. Además, la banda de música Bellas Artes de Cangas, la banda de Gaitas María Soliña, junto con la Banda de Cornetas y Tambores y la asociación Irmandade Romana Legio Berobreo, pondrá sonido y ambiente en todas las celebraciones pascuales.

 
 

La procesión de la Última Cena de Cangas recupera todo su esplendor (28 de marzo de 2024)