viernes 22/10/21
Accidente marítimo

Recuperan del pecio del Mar de Marín el cadáver de uno de los desaparecidos

Buceadores de la Guardia Civil han recuperado esta tarde el cuerpo de uno de los dos marineros del Mar de Marín que seguían desaparecidos, el de Alexander Nketiah, de origen ghanés, que estaba atrapado en el pecio del pesquero, informaron a Efe fuentes del instituto armado.

Buceadores de la Guardia Civil han recuperado esta tarde el cuerpo de uno de los dos marineros del Mar de Marín que seguían desaparecidos, el de Alexander Nketiah, de origen ghanés, que estaba atrapado en el pecio del pesquero, informaron a Efe fuentes del instituto armado.

El cadáver ha sido localizado en el puente de mando, precisaron fuentes de Salvamento Marítimo, en concordancia con el relato de los cinco supervivientes del naufragio, que dijeron que tras la colisión con el Baltic Breeze habían acudido allí todos los tripulantes para colocarse los equipos salvavidas pero que no les dio tiempo. Tras ser recuperado, el cadáver de Alexander Nketiah ha sido trasladado al muelle de transatlánticos de Vigo a bordo de la patrullera Corvo Mariño del Servicio de Vigilancia Aduanera. Los buceadores del Grupo de actividades subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil han realizado varias inmersiones esta tarde en la zona del naufragio del pasado 1 de abril, cuando el pesquero Mar de Marín colisionó contra el Baltic Breeze, un buque mercante de transporte de vehículos. Los trabajos de los buceadores han concluido por hoy, han añadido las fuentes de la Guardia Civil, con lo que solo permanece desaparecido uno de los diez tripulantes del Mar de Marín, Manuel Domínguez Mallo. Otros tres fallecieron y sus cuerpos fueron recuperados poco después del naufragio: el segundo patrón del barco, Alejandro García Castro, el engrasador Carlos Santos Villar y el maquinista Hassan Zigari, y los cinco restantes sobrevivieron. Antes de las inmersiones de los buceadores se procedió a inspeccionar los alrededores del pecio, hundido a unos 57 metros de profundidad, mediante la campana húmeda de Salvamento Marítimo, equipada con una cámara de vídeo, para corroborar que se daban unas mínimas condiciones de seguridad. No obstante, el pecio está rodeado de una maraña de aparejos y de cabos, lo que, unido a la escasa visibilidad de los días precedentes, desaconsejaba las inmersiones de los buceadores hasta que mejoraran las condiciones del mar. A lo largo de la jornada de hoy se han intensificado las labores de búsqueda en superficie y por aire al pasar nueve días del accidente marítimo, cuando se calcula que los cuerpos suelen emerger a la superficie si han estado todo este tiempo bajo el mar. El rastreo se ha centrado en la Ría de Pontevedra, hasta la península de O Grove, incluido el entorno de la isla de Sálvora, de acuerdo con el mapa de corrientes. En las labores han participado helicópteros y embarcaciones de la Policía Nacional, Xunta, Guardia Civil, Vigilancia Aduanera y de la Armada.

Comentarios