sábado. 20.08.2022
Vigo

Se suceden las reacciones al “no” del Ayuntamiento de Vigo al complejo Porto Cabral

Las reacciones a la negativa por parte del Ayuntamiento de Vigo de admitir la solicitud de Intu-Eurofund para desarrollar el macro complejo comercial Porto Cabral por la vía urgente no han dejado de sucederse.

Las reacciones a la negativa por parte del Ayuntamiento de Vigo de admitir la solicitud de Intu-Eurofund para desarrollar el macro complejo comercial Porto Cabral por la vía urgente no han dejado de sucederse. La primera de ellas, la del alcalde, Abel Caballero, quien ha señalado que la no admisión de la solicitud de la empresa de incluir los terrenos para el centro comercial en Liñeiriños en la ordenación provisional obedece a “criterios técnicos”.

 

“No es una decisión política, es de los técnicos de Urbanismo”, ha dicho Caballero, alineado con el contenido del comunicado difundido ayer por la concejala de Urbanismo, María José Caride, según el cual “la empresa no es titular de ningún suelo del ámbito ni de ningún derecho de propiedad, superficie o explotación que le habilite para poder presentar la solicitud”.

 

“La gerencia de Urbanismo consideró desde criterios estrictamente técnicos la inadmisión a trámite de esta solicitud de Porto Cabral de ordenación provisional del suelo delimitado de Liñeiriños por falta de legitimación de la promotora, porque no son los propietarios del suelo, y por tanto no están legitimados para solicitar ninguna inclusión de un suelo que no es de ellos en una ordenación provisional”, ha añadido Caballero

 

A la decisión del Ayuntamiento ha reaccionado con desencanto intu-Eurofund, que a través de un comunicado señala “su profunda decepción por esta decisión, adoptada tras ocho años de gestiones” en los que dice haber buscado la mejor fórmula para materializar “una inversión de mil millones de euros” de origen privado que iban a general “6.450 empleos”, 4.450 de ellos fijos. Según intu-Eurofund era “enorme” el consenso que existía en la ciudad, como demuestran sendos convenios firmados con diferentes asociaciones de comercio, instituciones o asociaciones profesionales como la del Taxi, así como el respaldo de la propia Comunidad de Montes de Cabral en donde se ubicaría el proyecto.

 

La decisión del Ayuntamiento, dice el comunicado, pone al proyecto de Porto Cabral en un “momento crítico”, ya que “no es posible esperar por la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana”, motivo por el que la empresa abre “un periodo de reflexión sobre el futuro de una ubicación que siempre hemos considerado estratégica”.

 

En el asunto ha mediado también la oposición, y Marea de Vigo ha pedido al Ayuntamiento que inhabilite el proyecto de Porto Cabral en el Plan General de Ordenación Urbana en redacción, donde la decisión de incluirlo o no deja de ser técnica, como dice Caballero, para ser política. Para el portavoz de Marea, Rubén Pérez, “es obvia la imposibilidad de encaje de Porto Cabral en la Ordenación Provisional” pero teme que el verdadero problema va a estar en “el borrador del Plan General de Ordenación Urbana”, y señala la necesidad de que Vigo ponga en marcha un “urbanismo serio y fundamentado” que no esté basado en “en anuncios delirantes y sin estudio real de miles de puestos de trabajo” que luego quedan en nada.

 

También se ha manifestado el BNG, que a través de su portavoz, Xabier Igrexas, “celebra” la decisión de Urbanismo y señala que era “evidente el despropósito que suponía la solicitud de un grupo empresarial que no tiene ningún derecho a promover ese proyecto”. El BNG, además, ha dicho que quiere que esa negativa sea “firme y definitiva”, por lo que mañana pedirá en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo que en el ámbito de Liñeiriños “se desafecte la totalidad del monte en mancomunidad” para que no se destine “ni un solo metro de monte” a otro uso que no sea el de constituir una reserva forestal

Se suceden las reacciones al “no” del Ayuntamiento de Vigo al complejo Porto Cabral
Comentarios