sábado 4/12/21
Juicio

Siete años de prisión por lanzar una navaja desde una ventana y herir a un varón

La Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha condenado a siete años de prisión a Ismael A.G., de 30 años, por tentativa de homicidio al herir a un hombre tras arrojar una navaja desde la ventana de su casa y a pagar 129.000 euros de indemnización ya que la víctima sufre graves secuelas físicas y psicológicas.

La Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha condenado a siete años de prisión a Ismael A.G., de 30 años, por tentativa de homicidio al herir a un hombre tras arrojar una navaja desde la ventana de su casa y a pagar 129.000 euros de indemnización ya que la víctima sufre graves secuelas físicas y psicológicas. Según la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, la sección quinta de la Audiencia considera probado que el 8 de noviembre de 2012 Ismael A.G tuvo en su domicilio en Baixada a Salgueira una discusión con la víctima durante la cual le arrojó desde su ventana un teléfono y su soporte, y un cuchillo tipo navaja de diez centímetros de hoja con "ánimo de acabar con su vida".

 

El cuchillo alcanzó a la víctima en la zona del cuello ocasionándole una herida incisa en la región cervical izquierda y laceración traumática de la arteria vertebral izquierda, lesiones de las que tardó en curar 422 días, de los cuales pasó 28 ingresado en una hospital. A consecuencia de ello sufre una inestabilidad residual en la marcha por infarto cerebeloso izquierdo, alteraciones en la sensibilidad en el miembro superior derecho, agravación de estado depresivo previo y una cicatriz de siete centímetros, y precisa un bastón para caminar, según la sentencia. Durante la vista oral del juicio, el acusado justificó el ataque alegando que poco antes había ingerido abundante cantidad de alcohol y estaba pasando una crisis emocional debida a la ruptura sentimental de la que culpaba a la víctima, amigo suyo en el pasado.

 

Además, afirmó que actuó sin "intención de matarlo" y que no era consciente de que lanzaba un cuchillo, aunque lanzó en reiteradas ocasiones tras su detención amenazas de muerte hacía la víctima. El juez determinó que las circunstancias alegadas por la defensa "no se han acreditado" y que el acusado no evidencia "alteraciones de su estado mental" ni cabe apreciar la eximente de actuar bajo los efectos del alcohol, ya que los testigos tenían "nula credibilidad" sobre esta cuestión.

Siete años de prisión por lanzar una navaja desde una ventana y herir a un varón
Comentarios