miércoles. 21.02.2024

La Sección Quinta de la Audiencia de Pontevedra ha suspendido hoy el juicio contra Leandro P.P. y Attila dos S.B., ambos de nacionalidad brasileña y acusados de perpetrar en 2009 varios atracos armados con pistolas en hoteles de Vigo, al encontrarse el segundo encarcelado en una prisión de Portugal. La vista oral, que estaba dividida en tres jornadas, ha quedado aplazada al demorarse el Tribunal de Guimaraes en su contestación sobre la petición de traslado de uno de los acusados, Attila dos S.B., que se encuentra cumpliendo condena en una cárcel lusa. La Audiencia está a la espera de que el tribunal del Ministerio de Justicia portugués realice los trámites pertinentes.

 

En el escrito de la acusación, al que ha tenido acceso Efe, el fiscal afirma que ambos acusados, junto a un tercero contra el que ya no se sigue la causa, cometieron durante los meses de enero y febrero de 2009 seis atracos a punta de pistola, cuatro de ellos en hoteles y otros dos en una gasolinera y en un bar. El 15 de enero de ese año, los acusados atracaron supuestamente el Hotel México para llevarse 620 euros de la caja, y diez días más tarde realizaron una acción similar en el Hotel Ipanema, donde consiguieron 800 euros de la recaudación y más de 1.000 euros amenazando a los clientes que se encontraban en recepción. Tras este golpe, Leandro P.P. y Attila dos S.B. se dirigieron, presuntamente, a una gasolinera de O Porriño donde se apoderaron de 472 euros, dos carteras con 100 euros en total y diversa mercancía por un importe de 143 euros.

 

El 7 de febrero, y según consta en el escrito de acusación, cometieron un nuevo atraco en el Hotel México durante el cual se llevaron 300 euros de la caja para luego trasladarse al Hotel Los Galeones y apoderarse de 350 euros y de una mochila con documentación personal y teléfonos móviles. El 24 de febrero realizaron un intento fallido de atraco en un bar de Mos para ser finalmente detenidos dos días después por la Policía Judiciaria de Portugal en un domicilio situado en Valença do Miño.

 

El fiscal les imputa cuatro delitos de robo con violencia y uso de medio peligroso, un delito de detención ilegal en concurso con un delito de robo con violencia, un delito de robo con violencia y uso de instrumento peligroso en grado de tentativa, una falta hurto y un delito de tenencia ilícita de armas. Solicita penas de 33 años de prisión para cada uno y el pago de indemnizaciones que oscilan entre los 350 y los 960 euros para los clientes y las empresas afectadas.

Suspenden el juicio contra dos acusados de atracar varios hoteles de Vigo