miércoles. 07.12.2022

Los trabajadores de Vitrasa retoman movilizaciones con tres paros diarios

La plantilla de Vitrasa, empresa concesionaria del servicio de autobús urbano de Vigo, ha decidido en asamblea retomar las movilizaciones para forzar a la compañía a negociar un convenio que lleva caducado desde enero de 2021, de modo que a partir del próximo día 21 comenzará a realizar paros parciales de una hora en cada turno de trabajo.s por dos juzgados de la ciudad, en cuyas sentencias afirman que vulneraron el derecho de huelga. 
vitrasa
vitrasa
La plantilla de Vitrasa, empresa concesionaria del servicio de autobús urbano de Vigo, ha decidido en asamblea retomar las movilizaciones para forzar a la compañía a negociar un convenio que lleva caducado desde enero de 2021, de modo que a partir del próximo día 21 comenzará a realizar paros parciales de una hora en cada turno de trabajo.

Según ha informado UGT en un comunicado, a favor de las movilizaciones se mostraron ayer 228 trabajadores, mientras que sólo 18 lo hicieron en contra, y a favor de los paros estuvieron 199 frente a 29 que estuvieron en contra.

Los trabajadores pararán tres horas cada día: de 8:00 a 9:00, de 14:00 a 15:00 y de 00:00 a 01.00.

El comité de empresa insiste en negociar un convenio que incluya mejoras como una actualización de los salarios, que llevan casi dos años congelados, una regulación de los descansos diarios o una reducción de la jornada máxima, que actualmente puede llegar a las diez horas.

Subrayan los trabajadores que hasta el inicio de los paros continuarán a la espera de una llamada por parte de la compañía, de la que esperan dé un paso adelante toda vez que ha reconocido que ha experimentado un incremento del número de viajeros.

La UCO desveló el mes pasado que Vigo tiene el transporte público más caro de toda España, el cual ya fue valorado hace cuatro años por los propios ciudadanos como el peor servicio público de la ciudad.

Desde entonces, poco ha cambiado y a los trabajadores de la compañía les resulta “poco entendible” la postura inmovilista de la empresa cuando está recibiendo más viajeros y más subvenciones públicas.

Tampoco entienden la del Ayuntamiento, que no ha mediado en un conflicto que se prolonga ya muchos meses, y al que los trabajadores afean su “pasividad” ante un servicio que ha recortado líneas y frecuencias y que dispone de una flota obsoleta.

Al contrario, recuerdan: el Ayuntamiento impuso unos servicios mínimos durante anteriores movilizaciones que fueron declarados abusivos por dos juzgados de la ciudad, en cuyas sentencias afirman que vulneraron el derecho de huelga. 

Los trabajadores de Vitrasa retoman movilizaciones con tres paros diarios
Comentarios