lunes. 08.08.2022

Trifulca en el pleno tras el rechazo a la moción del BNG sobre el conflicto de bomberos

Representantes de los bomberos de Vigo mostraron este martes a gritos en el pleno su disconformidad con la negativa del secretario municipal a debatir una moción del BNG donde instaba al Gobierno local a actuar para resolver el conflicto laboral con el cuerpo, en huelga indefinida desde el 14 de agosto.

Representantes de los bomberos de Vigo mostraron este martes a gritos en el pleno su disconformidad con la negativa del secretario municipal a debatir una moción del BNG donde instaba al Gobierno local a actuar para resolver el conflicto laboral con el cuerpo, en huelga indefinida desde el 14 de agosto. "Sinvergüenzas", gritaron los bomberos tras escuchar el tecnicismo con el que el secretario del Pleno vetó la moción del BNG, que tacharon de "mentira" antes de añadir que están "jugando con la vida de los vigueses" y de preguntar que "a ver quién les apaga la casa el día que se incendie".

 

Según el secretario del Pleno, al que la teniente de alcalde, Carmela Silva, señaló como la máxima autoridad jurídica en la sala, la moción de urgencia del BNG fue presentada fuera de plazo. "El reglamento del pleno determina que las mociones urgentes podrán presentarse en los supuestos de acontecimiento relevantes que tuvieran lugar en el periodo comprendido entre el día de la convocatoria y el día siguiente", explicó el secretario.

 

Dado que la moción del BNG se refiere a la convocatoria de huelga acordada por el cuerpo de Bomberos el 14 de agosto, es decir, antes del 30 de agosto, y el decreto de servicios mínimos también tuvo lugar antes de ese día, "la moción no encaja en los supuestos previstos en el artículo 54 del Pleno", añadió. Fue entonces cuando se montó la trifulca, que ahogó las quejas del portavoz de los lo que nacionalistas, Xabier Igrexas, quien señaló que "no es atribución del secretario del Pleno" vetar el debate de la moción y que "se estaba vulnerando el articulado del Pleno".

 

El cuerpo de Bomberos de Vigo lleva tres semanas en huelga indefinida por falta de personal y por lo que consideran "explotación laboral", ya que están sometidos a un decreto que les obliga a realizar horas extras, entre otras muchas irregularidades que ya han denunciado dos veces ante Inspección de Trabajo.

 

El Concello anunció la semana pasada la convocatoria de 24 plazas, que deberían estar asignadas en un año, cantidad que el centenar de bomberos de Vigo en activo considera del todo insuficiente, pues reclaman que la plantilla esté compuesta por al menos 150 efectivos, como marca la regulación.

 

Se quejan, además, de la falta de iniciativa del Ayuntamiento, que no está dando respuesta a sus demandas. "Había una esperanza en el diálogo pero vemos que no entienden la urgencia de la situación", dijo ayer a Efe Miguel Uclés, delegado de la CIG del servicio de extinción y salvamento del Ayuntamiento de Vigo, quien entiende que el Concello "no se está tomando en serio el diálogo".

Trifulca en el pleno tras el rechazo a la moción del BNG sobre el conflicto de bomberos
Comentarios