miércoles 1/12/21
Justicia

Un hombre niega abusos a una niña de 7 años y alega que estaba "obsesionada" con él

Un hombre acusado de abusar sexualmente de una niña de siete años ha negado los hechos en el juicio celebrado hoy en la sección cuarta de la Audiencia de Pontevedra y ha afirmado que la niña "estaba obsesionada" con él, algo de lo que se enteró, ha señalado, "tiempo después".

Un hombre acusado de abusar sexualmente de una niña de siete años ha negado los hechos en el juicio celebrado hoy en la sección cuarta de la Audiencia de Pontevedra y ha afirmado que la niña "estaba obsesionada" con él, algo de lo que se enteró, ha señalado, "tiempo después". En la vista oral, el acusado ha reconocido que en 2010, época en la que se enmarcan los supuestos abusos, la menor se quedaba a menudo en la casa que compartía con su esposa, su suegra y su propia hija, por la "buena relación" que mantenían ambas familias, residentes en Salceda de Caselas.

 

En contra de lo que sostiene la Fiscalía, el hombre ha asegurado que "nunca" estuvo a solas con la niña, ni siquiera en las ocasiones en las que ambos subían al piso superior de la vivienda. La "obsesión" que la niña, que en el momento de los hechos tenía entre siete y ocho años, tenía con él, ha narrado, habría llegado a tal punto que relató cómo su esposa, tras una broma, "dijo en alto que se iba a divorciar" de él, a lo que la niña contestó que se separara y se lo "dejara" a ella.

 

El acusado ha declarado que el lenguaje que empleaba la niña "no era normal", llegando a amenazarle con protagonizar comportamientos violentos, que relataba "con pelos y señales" las relaciones sexuales que mantenían sus padres y que, con frecuencia, había dibujos "obscenos" en la pizarra que el matrimonio tenía en la cocina de su vivienda.

 

La niña, que prestó declaración a través de videoconferencia, a pesar de haber relatado los episodios de supuestos abusos en la fase de instrucción, no ha ratificado los hechos en esta vista oral. Preguntada por la fiscal en numerosas ocasiones para que concretase lo ocurrido, la menor se limitó a decir que no sabía cómo explicarlo cada vez que se le interrogaba sobre los supuestos abusos y ha asegurado no acordarse de lo ocurrido y que no le gusta hablar de este tema.

 

Durante el juicio prestaron declaración dos vecinas de ambas familias que coincidieron en señalar que la menor era "muy espabilada" y que "sabía mucho" para su edad. Además, el informe ginecológico realizado a la niña tras la denuncia concluye que la menor "no presentaba ninguna patología ginecológica traumática", si bien un perito ha reconocido que el testimonio inicial de la presunta víctima "es creíble y no parece inventado o que se ajuste a un guión preparado". Ha abundado en que se apreciaban en ella determinadas reacciones como la "vergüenza" al contarlo que revelarían que estaba "contando la verdad".

 

A pesar de que la menor no confirmó ante el tribunal los supuestos abusos sexuales, la Fiscalía mantiene la petición de diez años de cárcel para el acusado y que se le prohíba acercarse a menos de 500 metros de la menor, a su domicilio, a su centro escolar, a su lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por ella durante doce años, a contar tras su salida de la cárcel. Además, pide que el acusado indemnice a la menor con 10.000 euros por los perjuicios morales que le ha causado este episodio de abusos sexuales.

Un hombre niega abusos a una niña de 7 años y alega que estaba "obsesionada" con él
Comentarios