domingo 24/10/21
Crimen de Arbo

Unas pruebas determinarán si las muertes de Arbo fueron un crimen machista

La investigación sobre el hallazgo de una pareja muerta con signos de violencia en un coche en Arbo (Pontevedra) sigue abierta y pendiente del resultado de unas diligencias que lleva a cabo la Guardia Civil para determinar si se trata de un crimen relacionado con la violencia machista.

La investigación sobre el hallazgo de una pareja muerta con signos de violencia en un coche en Arbo (Pontevedra) sigue abierta y pendiente del resultado de unas diligencias que lleva a cabo la Guardia Civil para determinar si se trata de un crimen relacionado con la violencia machista.

 

Del resultado de estas pruebas depende la comparecencia judicial de la expareja sentimental de B.R.M., la mujer que fue hallada muerta ayer junto a S.R., único detenido por este suceso y que permanece en el cuartel de la Guardia Civil en Ponteareas.

 

Los cuerpos sin vida de B.R.M. y S.R. fueron hallados en el interior de un coche en una zona de monte en A Telleira, próxima a un campo de fútbol. No se trata de una zona especialmente apartada, según ha explicado a Efe Horacio Gil, alcalde de Arbo, ya que por ahí va gente a pasear o a practicar deporte.

 

Desde el primer momento, la principal línea de investigación es que se podría tratar de un posible crimen machista por la relación anterior de la fallecida con el detenido, aunque la Policía Judicial de la Guardia Civil no descarta otras hipótesis. Los vecinos de este pequeño municipio de la provincia de Pontevedra están consternados porque "es la primera vez que se produce un suceso de esta magnitud" y porque los fallecidos eran "muy conocidos", según ha relatado a Efe el alcalde de Arbo, Horacio Gil.

 

"Aquí nos conocemos todos prácticamente", ha dicho el regidor de Arbo, que ha convocado para esta tarde un pleno extraordinario para decretar tres jornadas de luto oficial, y a continuación, una concentración en solidaridad con las familias de los fallecidos.

 

El grupo de intervención psicológica en emergencias y catástrofes (GIPCE) ha asistido "sobre el terreno" a los familiares de las dos víctimas de Arbo, concretamente "al hijo menor de una de las personas asesinadas", según ha detallado el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

 

Rueda ha aludido a la importancia de "atender a las familias ante lo que es un trauma brutal", especialmente en un pueblo pequeño como el de Arbo, en el que existe "una conmoción muy grande", ha dicho, por lo que desde la Xunta brindarán "todo el apoyo" que sea posible dentro de sus competencias. Sobre la investigación policial iniciada anoche por la Guardia Civil, el vicepresidente ha instado a "no entorpecer" y a "entender" que ante un caso de esta magnitud se declare el secreto de sumario.

Comentarios