viernes 20/5/22

Vitrasa quiere bajar el salario de sus trabajadores un 30% y aumentar jornada

Un nuevo conflicto laboral asoma en la empresa concesionaria del servicio de autobús urbano de Vigo, Vitrasa, después de que la compañía haya informado a los trabajadores que pretende aplicar un incremento de jornada para los años 2022 y 2023 junto a una reducción salarial que, según los sindicatos, sería del 30%.

bus 52

Un nuevo conflicto laboral asoma en la empresa concesionaria del servicio de autobús urbano de Vigo, Vitrasa, después de que la compañía haya informado a los trabajadores que pretende aplicar un incremento de jornada para los años 2022 y 2023 junto a una reducción salarial que, según los sindicatos, sería del 30%.

“Resulta muy difícil para Vitrasa comunicar que se encuentra en la necesidad de iniciar un proceso de inaplicación del convenio colectivo”, ha dicho la compañía en un comunicado para justificar lo que los sindicatos han llamado un “descuelgue salarial”.

UGT ya ha calificado de “despropósito” las intenciones de Vitrasa, la cual explica que el descenso de número de viajeros a causa de la pandemia la ha colocado en “una situación extrema que obliga a adoptar medidas temporales de contención de costes para poder revertirla”.

La concesionaria añade que se trata de “la decisión más difícil que la compañía se ha visto obligada a tomar en sus más de 50 años de historia”, pero argumenta que “resulta fundamental para garantizar su supervivencia y conservación del pleno empleo”.

Sin embargo, UGT recuerda, por su parte, que en junio de 2020, “en plena pandemia”, la compañía aceptó renovar el contrato con el Ayuntamiento de Vigo por otros cuatro años sabiendo a lo que se exponía.

Recuerda, también, que percibió 5,7 millones de euros a través del plan de reequilibrio aprobado por el Gobierno de España al que han podido optar las empresas prestadoras de servicios de transporte urbano y que, además, ha reclamado al Ayuntamiento de Vigo 13 millones de euros en los tribunales, por lo que si la justicia le da la razón se habría embolsado casi 19 millones.

“Desde UGT consideramos un despropósito las intenciones de Vitrasa. Una empresa que durante décadas ha obtenido elevados beneficios gracias a la explotación del servicio de transporte urbano de la ciudad de Vigo y que ahora pretende explotar a la ciudad y a los trabajadores”, asegura el sindicato, que no transige con las causas de fuerza mayor que alega la compañía.

“Si no están satisfechos con los resultados económicos que perciben del servicio en la actualidad, váyanse y cierren al salir; UGT no está dispuesta a negociar un atraco contra los trabajadores y contra la ciudad de Vigo”, concluyen.

Vitrasa quiere bajar el salario de sus trabajadores un 30% y aumentar jornada
Comentarios