martes 18/5/21

Las cifras hablan por sí solas

Caritas española presentaba hace un mes su Memoria de 20014, asume las áreas de trabajo y compromiso como expresión de la fe cristiana que le configura. Lo hace desde el fomento de relaciones estrechas de cooperación entre voluntarios, trabajadores, donantes, empresas e instituciones, con una mirada crítica que no es indiferente a la suerte de los excluidos, y con la libertad que da vivir desde la lógica del servicio y no del poder.

Caritas española presentaba hace un mes su Memoria de 20014, asume las áreas de trabajo y compromiso como expresión de la fe cristiana que le configura.

 

Lo hace desde el fomento de relaciones estrechas de cooperación entre voluntarios, trabajadores, donantes, empresas e instituciones, con una mirada crítica que no es indiferente a la suerte de los excluidos, y con la libertad que da vivir desde la lógica del servicio y no del poder. Las cifras hablan por sí solas: el 73% de los fondos de Caritas proceden de aportaciones privadas.

 

Su compromiso se hace posible gracias a los 81.917 voluntarios y a los 4.504 trabajadores remunerados a través de 7.525 Cáritas Parroquiales y otros centros. Ningún cristiano puede ser indiferente a la exclusión y a la pobreza en la que viven sus hermanos. Caritas no lo hace, y nos invita a todos a dejar huella practicando la justicia, viviendo ese amor que encuentra en la fe su alimento y su guía más profundos.

Comentarios