miércoles. 28.09.2022

Superar los complejos

La cultura del encuentro, propuesta por el Papa Francisco, no se refiere únicamente el contexto de la comunicación, sino que está presente en toda su reflexión sobre la política, la economía, la inmigración y, en el fondo, en todo su magisterio. 

La cultura del encuentro, propuesta por el Papa Francisco, no se refiere únicamente el contexto de la comunicación, sino que está presente en toda su reflexión sobre la política, la economía, la inmigración y, en el fondo, en todo su magisterio. En el campo de la comunicación, esta cultura se relaciona con el ser de Dios que se caracteriza por su comunicación y por su amor interpersonal.

 

El ser humano, cuando sabe amar y sabe comunicarse, se hace más cercano a Dios. Confiamos que nuestra reflexión ayude a sentirnos más cercanos los unos de los otros, y a percibir un renovado sentido de unidad de la familia humana que nos impulse a la solidaridad y al compromiso serio por una vida más digna para todos. El nuevo paradigma de comunicación, introducido por internet y las redes sociales, ha producido algunos cambios importantes: el sujeto de la comunicación es cualquier persona no sólo los medios tradicionales; la comunicación no es unidireccional sino multilateral, no es unívoca sino interactiva; las respuestas que se ofrecen en la red no son precisas ni siquiera, en ocasiones, verdaderas.

 

Ante esta realidad, el papel de los cristianos en las redes sociales es ayudar a discernir la verdad, a ofrecerla con claridad y redifundirla y multiplicarla, porque sólo la difusión de la verdad produce comunicación. En suma, la dinámica de la nueva cultura de la comunicación nos exige adoptar una actitud de escucha y respuesta en el diálogo con el mundo de hoy. No basta sólo presentar un mensaje hay que escuchar y responder a la sociedad actual.

 

Superar los complejos
Comentarios